Mi Viaje a Cuba. I Parte.

Mi viaje a Cuba. Renata EnamoradaViajar es una de mis principales pasiones, lo sabéis :-). Cuando llevo tiempo sin hacerlo siento que me falta algo y aunque me gusta viajar lejos, con escaparme ahí al lado ya cojo aire de nuevo. Viajar es para mí, mi principal fuente de energía y de inspiración.

Como ya sabéis, el pasado mes de marzo me escapé para realizar uno de los viajes que más anhelaba: descubrir Cuba. Dos semanas estuvimos recorriendo la isla, viviéndola y experimentándola como nunca antes habíamos hecho en un viaje. Y no quiero que termine el verano sin enseñaros mi propia aventura, quién sabes, quizás tu estés preparando tu viaje de novios, o tu escapada estival, y Cuba forme parte de tu destino.

Como buena organizadora siempre he ido a todos los viajes con todo completamente organizado: itinerario, estancias, lugares para visitar… absolutamente todo. Una vez allí, suelo dejarme llevar por lo que me pida el cuerpo y soy capaz de cambiar el itinerario, los lugares a visitar, etc. Pero debido a una carga de trabajo que tuve este mes, nos vimos Rafa (versus Renato) y yo, a un dia de irnos de viaje sin nada organizado. Teníamos los vuelos y dos noches de hotel en La Habana, una guía y nada más. Yo estaba, cuanto menos, asustada, sabiendo además que el acceso a Internet allí iba a ser complicado por no decir, casi imposible. Créeme, es lo mejor que he podido hacer. NO ORGANIZAR NADA Y DEJARME LLEVAR POR LO QUE CUBA YA ME TENIA PREPARADO.

Nuestro primer destino, La Habana.

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Una ciudad cargada de contrastes, donde el tiempo se congeló hace años y ahí se ha quedado. Zonas totalmente destruidas pegadas a las zonas reconstruidas, sus gentes conviven con millones de turistas que cruzan de una calle a otra desubicándose al cruzar la esquina. Una ciudad que te invita a sentarte en las aceras y escuchar sus historias, mitos y leyendas. La Habana Vieja es una preciosidad, La Nueva, te devuelve a la realidad.

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Mi viaje a Cuba. Renata EnamoradaMi viaje a Cuba. Renata EnamoradaMi viaje a Cuba. Renata EnamoradaMi viaje a Cuba. Renata EnamoradaMi viaje a Cuba. Renata EnamoradaMi viaje a Cuba. Renata EnamoradaMi viaje a Cuba. Renata EnamoradaCosas de Viajes*: En el avión (Madrid-Habana) me encontré a un amigo de mi hermano de la infancia, Ismael, que viajaba con su padre y que nos conocemos de vivir en el mismo barrio en el que aún continúan nuestros padres. La primera sorpresa, y coincidencia, después de tanto años. A la mañana siguiente, nos volvimos a encontrar en el desayuno del Hotel, y nos encontramos dos veces más por casualidad en la propia Habana, que no es para nada una ciudad pequeña. Así que después de tantos encuentros fortuitos decidimos probar el primer caipiriña juntos y le preguntamos en qué casa se alojaban ya que nosotros volveríamos a La Habana después de recorrer un poco más de media isla y nuestra idea fue siempre alojarnos en casas cubanas, una de las mejores preguntas que hicimos y nuestro primer regalo viajero, conocer la casa en la que se alojaban y por ende a Maritza & Manuel y su hija Gisselle dueños de la misma. A partir de ese encuentro, nuestro viaje y nuestros destinos cambiaron totalmente. Nunca sabremos como agradecer a Maritza lo que hizo por nosotros… nos organizó el viaje completo, nuestras dos semanas en la Isla, gestionando y reservando para nosotros las casas en las diez ciudades distintas en las que estuvimos y en las que nos atendieron como si fuésemos de la familia, tal y como nos sentimos durante toda nuestra estancia en Cuba.

La organización que yo hubiese realizado desde España nunca hubiese sido tan genial como la que nos surgió, así sin pensarlo y de la mano de Maritza, en La Habana. Bellísima familia que vela por el turista, porque veamos la auténtica Cuba, la disfrutemos y la gocemos como ellos mismos hacen.

En una hora, mientras nos tomábamos una cerveza sentados en su casa, teníamos todo nuestro viaje organizado. Los dos primeros días estuvimos en La Habana. El tercer día viajamos junto a Ismael y su padre, a Viñales.

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Un paraíso de la naturaleza y del Habano Cubano. Una excursión preciosa que recomiendo sin duda. Hicimos la excursión en un día, salimos temprano de La Habana y llegamos a Viñales un par de horas más tarde. Una vez allí visitamos las plantaciones de tabaco donde te explican y puedes ver cómo lo hacen, como se seca y como lo preparan para venderlo. De allí, fuimos a visitar El Mural de la Prehistoria y entramos en la Cueva del indio no antes sin disfrutar de sus vistas en el Mirador de Jazmines, ¡mira, mira!

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Mi viaje a Cuba. Renata EnamoradaMi viaje a Cuba. Renata EnamoradaMi viaje a Cuba. Renata EnamoradaMi viaje a Cuba. Renata EnamoradaPero lo mejor de Viñales fue sin duda el almuerzo, en una casa particular, totalmente solos con música cubana en directo para nosotros ¡un auténtico placer!

Nuestro cuarto día en Cuba, continuamos en La Habana, ese día cumplí 33 añitos allí y Maritza me regaló una tarta típica de allí y en su casa pude disfrutar de que me cantasen Cumpleaños Feliz mas de treinta personas que como nosotros nos habíamos encontrado en la casa de Maritza y compartíamos conocimiento, contactos y aventuras de la Isla.

Esa misma noche, mochila en mano y diez horas de autobús nos esperaban para recorrer más de media isla y plantarnos en Camagüey, donde nada más llegar nos esperaba Leidys, amiga de Maritza que también alquila habitaciones en su casa particular y que nos trató también como si fuésemos de la familia.

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Camagüey es una preciosa ciudad, considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Limpia y cuidada y curiosamente en la que no hay mucho turismo, al menos durante esta época del año, así que la pudimos disfrutar con tranquilidad. Dicen que se parece a España porque tiene muchas plazas y que es de las pocas ciudades que hay en Cuba con calles circulares, ya que su planta no está dividida en cuadras como suelen estar la gran parte de las ciudades. Está muy cuidada y limpia y llena de galerías de arte.

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Mi viaje a Cuba. Renata EnamoradaMi viaje a Cuba. Renata EnamoradaMi viaje a Cuba. Renata EnamoradaMi viaje a Cuba. Renata EnamoradaMi viaje a Cuba. Renata EnamoradaMi viaje a Cuba. Renata EnamoradaMi viaje a Cuba. Renata EnamoradaAdemás de la belleza de la ciudad, sus galerías de arte la hacen aún más atractiva.
Esta ciudad debe tener una relación especial con el cine, pues estaba llena de ellos y pudimos ver de primera mano un cine totalmente antiguo en un patio de una casa, en blanco y negro, con carrete… ¡una pasada! Lástima no tener fotografías para mostraroslo.

Y de sus recorridos turísticos a su mercado más auténtico, donde compramos tomates, cebollas y ajos para regalárselos a Leidys, la señora de la casa en las que nos alojábamos y que tan amablemente nos trató.

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Y de Camagüey nos fuimos a Ciego de Ávila, y directos a Morón. De nuevo allí nos esperaba Magaly, la señora que gestionaba la casa donde nos quedaríamos esa noche, por supuesto, contacto de nuevo y gestión realizada por Maritza ¡le debemos tanto! Una auténtica casa colonial, preciosa y llamada Carmen.

El objetivo de ir a Morón era disfrutar al fin de un día de relax en las playas caribeñas ¡y vaya si lo hicimos! Elegimos para ello, Cayo Guillermo y… ¡Mirad que preciosidad!

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Mi viaje a Cuba. Renata Enamorada

Disfrutamos de un día de playa en un lugar paradisiaco y a la vuelta vimos hasta Flamencos…

Y esa noche la tuvimos que pasar en la estación de autobuses porque no había otra manera de llegar a nuestro próximo destino que coger el autobús que pasaba por Ciego de Ávila a las cinco de la mañana dirección Trinidad, la ciudad, según dicen los propios cubanos más bella de Cuba. Nosotros, damos fe. :-)

Pero esta te la enseño el próximo martes, en la II Parte del Viaje, ¿vale?, ¿qué te esta pareciendo?, ¿conoces Cuba o te gustaría conocerla?

4 comentarios
Añade un comentario

Tu email nunca será publicado ni compartido Los campos obligatorios están marcados *

  • Raquel - Qué bonita es Cuba!, yo estuve hace dos años pero por motivos de trabajo solo pude estar en La Habana, queremos volver de luna de miel y conocer la isla un poco asi que me viene genial!ResponderCancelar

  • Héctor Correa Cepeda - Estoy a punto de partir a Cuba, 06052016, sin tener mucho planificado. Creo que estos comentarios son muy adecuados. Llegare a mi casa y te preguntare algunos datos.
    Saluda atte.

    Héctor Correas CepedaResponderCancelar

    • Renata enamorada - Pues aqui me tienes para lo que necesites Héctor, si necesitas contactos o lo que te haga falta, ¡no dudes en pedírmelos! Un abrazo!ResponderCancelar

Este es mi rincón de inspiración, el lugar donde vuelco todas mis ideas, mis inquietudes, mis experiencias personales y profesionales. Todo esto es lo que forma nuestra historia de vida y por tanto también nuestra historia de amor... Y como para mi, en vuestra boda tiene que reflejarse vuestra propia historia, aquí os ayudaré a encontrar la forma de contarla...

+SOBRE MÍ

organizo de forma integral, coordino o decoro. Tú decides hasta dónde cuentas conmigo

info, proveedores, contactos, consejos... para que organices tu boda tú misma 

categorías

sígueme en

escríbeme

vanessa@renataenamorada.com

Menu